Este movimiento que invita a volver a lo tradicional, a consumir y participar de las economías locales es realmente uno que deberíamos considerar en nuestro próximo descanso. Aquí te voy a compartir 7 Consejos prácticos para disfrutar del “Slow Travel”.

Si aún no has leído el post relacionado a este, te lo dejo por acá.

Siendo realistas, muchos de nosotros solo contamos con un par de semanas de vacaciones al año. Si este es el caso, es mejor que escojas dos destinos para cada semana, ya que esto puede ser muy agotador y al final, no habrás disfrutado tanto. Debes dejar tiempo para la improvisación, para hacer algo de última hora, para perderse en una calle y quizás para hablar con un local. También podrías admirar la belleza del paisaje, tomarte un café sin prisas o simplemente para observar el entorno y disfrutar del momento.

Aquí te comparto los 7 Consejos prácticos para disfrutar del “Slow Travel”.

1. Aléjate de los itinerarios apretados.

No es buena idea viajar con agencias de turismo ya que estas no ofrecen de ninguna forma un itinerario “Slow Travel” sino todo lo contrario. Lo mejor es que planees el viaje por tu cuenta y sobre todo que trates de viajar de la manera más lenta posible, ya sea en bus o en tren, si el trayecto lo permite. Evita los aviones en la medida de lo posible, y cuando la ocasión lo permita, camina, esta es la mejor forma de conocer una ciudad.

Mujer caminando con una maleta por una calle de lastre.

2. Menos destinos, más tiempo.

El tiempo es el activo más preciado para cualquier ser humano y aunque es un bien intangible, vale más que el dinero y que cualquier fortuna. Ya que ni el hombre más rico del mundo puede comprarlo y mucho menos, disponer de él como si se tratara de un activo.

Dicho lo anterior, siempre es mejor quedarse varios días en una misma ciudad ya que eso te permitirá conocerla bien y también podrás explorarla con más detenimiento.

Trata de alojarte en lugares que no sean tan populares como los hoteles.  Ya que no vas a tener mucha opción de relacionarte con otros y mucho menos de conectar socialmente. Además, estos lugares tienen una decoración muy uniforme mundialmente y no notarás prácticamente ninguna diferencia. Es mejor si te hospedas en lugares o establecimientos locales, de esta forma vas a poder observar más de cerca la cultura de la zona.

3. Relaciónate con los locales.

Definitivamente son los locales los que te pueden dar los mejores consejos de viajes y todo lo relacionado al lugar donde viven. Por ejemplo, ellos saben dónde se come mejor y más barato, además, saben cuáles actividades puedes realizar y el tiempo que se toma hacerlas. También pueden decirte donde puedes conseguir los mejores souvenirs de la ciudad. Los locales son los mejores informantes y una ayuda primordial para cualquier consulta que tengas de la zona. Sin duda, ésta es la mejor forma de conocer una ciudad culturalmente hablando.

Hay un sitio en la red que se llamada “couchsurfing” que se ha establecido con la idea de hospedar viajeros de forma gratuita en casas de locales. Esto se hace con el fin de mostrarles la ciudad y lo que ella ofrece con un estilo más familiar y local. Este tipo de hospedaje ha tomado mucha fuerza, sobre todo, entre los viajeros que cuentan con presupuestos limitados y que quieren permanecer más tiempo en determinado lugar.

Hay otras formas de conocer un lugar que ofrecen la posibilidad de trabajar a cambio de alojamiento y alimentación lo que te permite permanecer más tiempo en una ciudad. Entre estas, encontramos algunos voluntariados que son de pago, como por ejemplo: “workaway” y “worldpackers”. En estas plataformas debes pagar una vez al año, pero te dan la oportunidad de encontrar con más facilidad un anfitrión que ofrezca estas ventajas.

7 consejos prácticos para disfrutar del “Slow Travel”.

4. Explora por tu cuenta.

Deja la guía del itinerario y el mapa a un lado y aventúrate a ir por una calle sin rumbo. Esto te activará la curiosidad al máximo y el tiempo no será un problema, ya que lo estarás aprovechando al máximo. De este modo conocerás más de cerca la cultura y la ciudad que estás visitando, así como a sus locales.

Cuando viajas lentamente aprecias y disfrutas más, conoces mejor y sobre todo la vives mejor. Cuando regresas a casa sentirás que aprendiste algo nuevo y no solamente que tomaste la foto de postal que has subido a tus redes sociales

Gente caminando por la ciudad.

5. Disfruta el momento.

Normalmente vivimos en un mundo lleno de estrés, así que cuando estés de viaje, trata de aprovechar del tiempo libre para disfrutar de tu compañía. También puedes aprovechar el momento para degustar un buen café, leer, o quizás para entablar una buena conversación con algún local. Simplemente toma la oportunidad para relajarte y disfrutar de ese monumento de una forma tranquila. Reposa y llénate de esa plaza, o de ese lugar increíble en el que estas teniendo la oportunidad de estar y que tal vez no vuelvas a visitar.

Ve la vida pasar y disfruta del instante irrepetible que estás viviendo y que te está permitiendo hacer algo diferente y que quizás te cultive. Haz que ese momento sea solo para ti.

6. Huye de las comidas rápidas.

Hay algunas personas que salen de sus respectivas ciudades a viajar, pero sus ciudades no salen de ellos. Es decir, que van a otros destinos, a otros países, pero siguen haciendo lo mismo que hacen en el suyo.

Cuando tengas la oportunidad de estar en otro destino, trata de alejarte de las cadenas multinacionales de comidas rápidas. No tiene sentido ir a comer lo mismo que encuentras en donde actualmente vives.

Visita los lugares pequeños que mayormente son manejados por sus dueños y que a la vez pueden ser locales. Ellos te darán una buena muestra de lo que comen a diario y así te darás el chance de darle algo diferente a tus papilas gustativas. Y con ello te puedes llevar la gran sorpresa de que pruebes algo que te termine fascinando, claro, también puede pasar todo lo contrario.

Con esto no estoy diciendo que todos los lugares de comidas locales sean oriundos de la zona. Puede ser que estando en Italia, te encuentres un restaurante de comida japonesa, manejado por japoneses, que también valga la pena conocer. 

7. Fortalece la economía del lugar que visitas.

De los 7 Consejos prácticos para disfrutar del “Slow Travel”. creo que este es uno de los más beneficiosos para el lugar que visitas. Como te explicaba en el punto anterior, visitar los establecimientos de locales, lejos de las grandes cadenas de comidas rápidas, no solo te das la oportunidad de probar cosas nuevas, sino que además contribuyes a la economía de ese lugar.

Cuando visitamos un destino, pocas veces pensamos en lo que le llevamos de positivo a ese lugar. Sin pensar, les estamos generando divisas y de esta forma contribuimos al turismo local. Muchos de los productores de souvenirs son los mismos locales y ellos también están buscando la forma de mantenerse. Ellos también son contribuyentes de la economía de su país, pero, sobre todo, de sus familias.

 Así que alégrate de poder dejar tus recursos bien invertidos generando ingresos para familias que nos permiten conocer más de cerca sus ciudades.

Señora en un puesto de venta de souvenirs.

Si llegaste hasta aquí…

¡Mil gracias por leerme! Espero que este post de 7 Consejos prácticos para disfrutar del “Slow Travel” te proporcione información relevante para tu próximo viaje. Si tienes alguna inquietud con relación a este tema, no dudes en dejarme un comentario en la parte de abajo. 

Si te encanta el tema de los viajes, te invito a que sigas nuestras redes sociales:

Categorías: Historias de Viajes

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!